Skip to content

Aprender a mirarse por dentro

COMPETENCIAS PERSONALES, ¿CUÁLES SON LAS TUYAS?

 A todo profesional se le exige disponer de una serie de competencias que garanticen una buena labor de su trabajo. Entendemos este término como la capacidad de poner en acción los diferentes conocimientos, habilidades y valores de manera integral. Me gustaría centrarme en las competencias de tipo personal, más que específicas de la profesión pues éstas son fáciles de encontrar en los manuales. Comenzamos a ser psicopedagogos bajo la premisa de “El orientador como agente de cambio”, y dentro de ese cambio nos podemos encontrar con el deseo de cambiar nosotros mismos.

 A continuación mostramos un ejercicio ofrecido por la profesora Guadalupe Juarez dela UniversidadComplutensede Madrid que nos puede ayudar para conocer mejor de qué competencias disponemos y cuáles deseamos mejorar para nuestra labor profesional.

 

PRIMERO: Nos preguntamos, ¿qué competencias personales son esenciales en el orientador?

Para mí son las siguientes:

  1. Autenticidad y sinceridad con uno mismo y para con los demás. Para ofrecer una ayuda a otra persona lo primero que es necesario es ser una persona auténtica y sincera consigo misma, ser capaz de mostrarse tal como es, aceptando sus puntos fuertes y débiles.
  2. Ser capaz de guiar y producir un cambio. La base de la orientación es hacer crecer a las personas y para ello se ha de saber ayudar a encontrar el camino de cómo cambiar.
  3. Compromiso y responsabilidad, en cuanto a ganas de actuar. El orientador es el encargado de ofrecer una guía y para ello es preciso estar comprometido con la labor que se realiza. Esto se puede mostrar no solo verbalmente, sino con el lenguaje corporal.
  4. Empatía. Saber ponerme en el lugar de otro, ver con sus ojos y no juzgar. Esto se va complicando a medida que se coge experiencia porque se compara con otros casos diferentes, pero hay que tener presente que cada persona ve el mundo de manera distinta. La empatía se entrelaza con dos competencias: el ver a las personas como únicas; y mantener lo que en orientación se llama una escucha activa, que es escuchar con el cuerpo, mantenernos activos, vivos, centrados en la otra persona.
  5. Confianza en uno mismo y en los demás. En numerosas ocasiones cuando una persona acude a un servicio de orientación no se encuentra seguro, por ello el psicopedagogo puede ayudar a generar confianza, pero para ello primero él mismo ha de confiar en las posibilidades de la otra persona.

Quizá nos podemos preguntar, ¿cómo logro desarrollar estas habilidades? Lo cierto es que el profesional de la orientación no nace, se hace. De esta forma el comienzo para ser un buen profesional es observar las competencias que se tienen, y aquellas que es preciso mejorar. Todo ello teniendo en cuenta nuestra personalidad, sin querer ser algo distinto de lo que somos: saber qué cosas buenas tiene cada uno y aprovecharlas.

SEGUNDO: En un folio  realiza el siguiente cuadro:

COMPETENCIA

REALIDAD (lo que tengo)

(Puntúa de 0 a 10)

META (lo que quiero)

(Puntúa de 0 a 10)

  1. En la columna de COMPETENCIA, con cada una de las competencias que deseamos analizar buscamos ejemplos para saber en qué nivel manejamos dicha competencia.
  2. En la columna de REALIDAD enumera del 1 al 10 cuál es tu nivel en esa competencia actualmente.
  3. En la columna de META enumera del 1 al 10 cuál es el nivel que te gustaría alcanzar en esa competencia.
  4. Elige una o dos competencias que te gustaría mejorar y fija una fecha para conseguirlo.
  5. Responde a la pregunta: ¿para qué? ¿Qué te aportará conseguirlo?
  6. ¿De qué recursos dispones para alcanzarla? ¿Qué obstáculos te dificultan alcanzar esa meta? ¿Qué puedes hacer tú para minimizar esos obstáculos?
  7. ¿Qué puedes hacer tú para conseguir esa META? Lluvia de ideas sobre distintas opciones de acción para en ese tiempo poner en marcha con el fin de conseguir su meta.
  8. Sopesa las ventajas e inconvenientes de cada opción. ¿Cuál eliges para dar el primer paso?, nivel de compromiso con cada opción.
  9. ¿Qué y Cuándo vas a empezar, cómo, con quien (apoyos), donde… con fechas y plazos: PLAN DE ACCIÓN.

Este ejercicio se puede emplear en cualquier ámbito profesional, personal o académico.

__________________________________

SOY EL QUE SOY

 En esta pequeña frase que parece tan sencilla entran en juego muchos pensamientos y emociones. Decirse “soy el que soy” no es solo decirse me llamo María y tengo los ojos verdes.

Cuando uno ve con claridad que “es lo que es”, se encuentra en un estado de equilibrio entre él mismo y lo demás.

Para comprender esto podéis leer el cuento de la Princesa y el guisante de Andersen en el que narra la historia de un príncipe que quería casarse, fuese como fuese, con una princesa de verdad. Un día, en medio de una tempestad, una princesa llega a palacio en busca de cobijo. La reina la someterá a una prueba para ver si es realmente, como ella dice, una princesa de verdad. Le pone un guisante debajo de los 20 colchones sobre los que duerme. A la mañana siguiente la princesa se queja de no haber dormido nada porque había algo debajo del colchón, lo que a ojos de todos es señal de que es una princesa de verdad.

En los siguientes enlaces podéis ver el cuento:

http://www.youtube.com/watch?v=FB26neYDbUw http://www.youtube.com/watch?v=r0PPKX3rcnY&feature=relmfu

Los personajes de este cuento nos dan pie a comprender qué significa ser el que se es. Por un lado a través del príncipe observamos como en ocasiones deseamos alcanzar un ideal, en este caso una princesa de verdad. Nos centramos tanto, tanto en alcanzar ese ideal que perdemos de vista que en la vida diaria y real, también hay personas o aspectos positivos. Cuando se va detrás de un ideal nos puede ocurrir que no lo encontremos y por ellos nos sintamos frustrados y desilusionados.

Si elegimos actuar en busca de constantes ideales hemos de aceptar que también podemos a encontrar constantes fracasos, porque nada ni nadie es perfecto. Incluso nos puede pasar que buscar la perfección nos lleve ella misma a la imperfección porque no somos capaces de observar lo bonito y pequeñas perfecciones que tenemos a nuestro alrededor. Sin embargo, podemos optar por cambiar nuestra forma de ver la vida, las situaciones que nos ocurren y al resto de las personas. Podemos optar por mostrarnos tal como somos, identificarnos con nuestra propia realidad aunque en determinadas circunstanciamos no sean las más adecuadas. Esto es, podemos aprender a SER AUTÉNTICOS. De esta forma cuando vamos con la sinceridad por delante, no debemos tener miedo a las reacciones de los demás. Porque las reacciones que otras personas tengan son, realmente, asunto suyo y no nuestro. Esto es, la princesa es sometida a una prueba, por la cual ella se podría sentir ofendida. Pero actúa como realmente es reafirmando que sí, que no ha dormido bien. Lo que nos muestra como las pruebas a las que nos someten los demás (ya sea un comentario, una actuación, situación…) no hacen que modifiquemos nuestra identidad.

Es cierto que en ocasiones las pruebas de la vida y de los demás nos hacen dudar. Porque parece que estamos siendo examinados constantemente para dar cuenta de que somos lo que realmente decimos que somos. Ahora bien, aunque sintamos confusión y dudas, nuestra respuesta ha de ser siempre la misma pues nada, absolutamente nada, puede hacernos dudar de nosotros mismos; y en todo caso la duda ha de ser razonable y nunca pasar por encima de nuestra propia identidad. Para identificar si hemos sido coherentes con nuestra propia identidad, podemos realizar una lista de situaciones o personas que nos han puesto a prueba, cómo hemos actuados y qué sentimientos hemos tenido.

Si bien cambiar nuestra manera de actuar es difícil y nos lleva tiempo, se puede lograr, y en todo caso este primer acercamiento nos puede servir para conocernos mejor y a partir de ahí ir modificando aspectos que deseemos.

 __________________________________

¿TE SIENTES AGUSTO CON TUS EMOCIONES? Para mí las claves del funcionamiento del ser humano son: Cuando tenemos un PENSAMIENTO nos produce una EMOCIÓN que finalmente se traduce en una CONDUCTA.  ¿Cómo funcionan las emociones?

Ante un acontecimiento, nuestra cabeza valora: ¿Qué está sucediendo? ¿Tengo recursos para afrontar la situación? Recuerdo de experiencias vividas y creencias, deseos, objetivos…  en función de esto mi cuerpo reacciona con una emoción que se expresa a través de las dimensiones neurofisiológica, comportamental y cognitiva, después de la emoción llega la acción, que produce una serie de consecuencias. Esta situación y consecuencias almacenan y nos sirve para ocasiones futuras. Tener claro cuál es el funcionamiento de nuestras emociones no implica tener un control del uso que hacemos de ellas, pero sí es el primer paso para tomar conciencia de cuáles son nuestras emociones, ante qué situaciones se producen y si son acordes con nuestros pensamientos.

Si deseamos tomar conciencia de nuestras emociones podemos emplear el DIARIO EMOCIONAL en el que podemos escribir cualquier situación del día a día, qué ocurrió, cómo me he sentido, qué pensamientos he tenido y qué conducta he llevado a cabo. Algunas preguntas que pueden ayudar a identificar las emociones que más se repiten ti puede ser:

  • ¿Qué emociones has notado? Aquí es importante que preguntarnos qué es para nosotros estar triste, alegre, enfadado… para saber cómo es nuestra percepción de cada emoción.
  • ¿Es una lista extensa o reducida?
  • ¿Qué tipo de emoción predomina?
  •  ¿Por qué crees que puede ocurrir esto?
  • ¿Cuáles tiendes a expresar con palabras y cuáles con el cuerpo?
  • ¿Hablas a menudo de tus emociones?

Dentro del lo que podemos considerar la fase de identificación también nos puede servir de ayuda realizar un REGISTRO DE PENSAMIENTOS. El siguiente cuadro me fue de gran ayuda para saber identificar ante qué situaciones tenía un pensamiento negativo, seguido de una emoción y su conducta externa.

Situaciones, ideas o imágenes que provocan ese pensamiento

Pensamiento negativo

Emoción (Lo que siento)

Conducta (Lo que hago)

En época de exámenes. “Tengo que estudiar mucho”.“Si no aprovecho cada minuto voy a suspender”“Es imposible que me de tiempo”

Agobio

Inseguridad

Ansiedad

Estudio pero sin estar concentrada.Mis acciones son con prisas, pero no firmes.Me bloqueo

Una vez que hemos realizado nuestro registro sobre pensamientos y emociones que nos gustaría cambiar podemos emplear diferentes recursos para ir cambiando nuestros patrones. Esto es realizar una REGULACIÓN EMOCIONAL, es decir, ¿plantearnos de qué estrategias disponemos para canalizar nuestras emociones? La regulación consiste en técnicas para controlar las emociones, ya sea de forma fisiológica o cognitiva. Lo ideal es utilizar las dos o aquellas que más se ajusten a la persona. En la cognitiva consiste en modificar esos pensamientos negativos en positivos. Aquí no solo es necesario aprender a controlar las emociones, sino también saber afrontar las situaciones con la emoción adecuada. Un ejemplo sería que del mismo modo que a nivel general se considera que no se puede afrontar todo con ira, tampoco se puede hacerlo con alegría.

A mí me sirve ir aceptando poco a poco cada emoción, aunque esa emoción sea desagradable y nos haga sufrir, es necesario poder aceptar ese sufrimiento para a partir de él salir hacia delante.

Una técnica que yo empleo mucho, y que quizá os pueda servir en algún momento de vuestra vida es el REENCUADRE. Consiste en reorganizar el pensamiento sobre una situación que nos causa dolor, tristeza o malestar en general, para transformar ese pensamiento en algo más positivo a pesar tener una emoción desagradable. Lo empleo a través de esta frase:

A pesar de… (por ejemplo: haber suspendido un examen importante)… me quiero y me acepto profunda y completamente.

A pesar de… (ejemplo: haber dormido muy mal y estar muy cansada)… hoy quiero tener un día alegre y feliz.

Por otro lado, para regular las emociones empleo otros recursos como son:

Escribir todas mis preocupaciones, de forma muy concreta, en un folio, escribiendo al final: “Dejo aquí y ahora todas mis preocupaciones”. Después lo doblo y lo guardo en algún lugar. De ahí en adelante me siento más segura para continuar mi día si cargar con esas preocupaciones. Un ejemplo sería:

Expresión no concreta

Expresiones concretas

Estoy triste. Estoy triste porque hace mucho tiempo que no veo a mi familia.Estoy preocupada porque no me salió bien el examen de Psicología.

Además, me gusta ir a hacer deporte o dar un paseo para relajar la mente.

Incluso emplear alguna técnica de relajación muscular puede sernos útil, algo tan sencillo como tumbarnos sobre la cama y respirar profundamente, centrándonos en cada músculo de nuestro cuerpo puede servirnos para relajarnos y alejarnos de nuestras preocupaciones. Se trata de dejar la mente en blanco a pesar de estar llena de cosas.

Cuantas más formas de regular las emociones, más fácil nos resultará.  Ya que se expresa por diferentes fuentes.

Además, es lógico considerar que nuestros pensamientos son acordes con nuestras emociones y conductas; sin embargo, en ocasiones no nos resulta tan obvio ver que precisamente estamos actuando de forma extraña con respecto a nuestros pensamientos. En numerosas ocasiones esto ocurre porque actuamos bajo lo que se llaman CREENCIAS LIMITANTES.

Las creencias limitantes son pensamientos que nos hemos creído e impuesto, ya sea nosotros mismos o a través de nuestros familiares y amigos, y precisamente limitan nuestra conducta porque aceptamos estos pensamientos. Yo decidí liberarme de algunos de ellos. Se trata de una tarea costosa y lenta en el tiempo, pero como hemos dicho anteriormente el primer paso es desear hacerlo e identificar. Al identificar estas creencias limitantes nos damos cuenta de que nos hemos colocado etiquetas que no son ciertas y que en cierto modo nos hacen sufrir. Cuando hayas localizado tu creencia limitante y su correspondiente etiqueta estás listo para decirte ¡ES FALSO, NO CREO EN ESTO! En ese momento puedes sustituir tu creencia o pensamiento negativo en una frase valiosa y positiva que te ayude. A continuación pongo varios ejemplos de este proceso.

CREENCIA LIMITADA

ETIQUETA

FRASE POSITIVA

· Si no quiero salir de fiesta soy una aburrida y no disfruto de la juventud.

ABURRIDA

· Soy yo quien elije y decide qué es disfrutar  y cómo divertirse.· A pesar de no querer salir de fiesta sigo siendo una persona divertida.
· Si no hago las tareas de clase, no soy responsable.

IRRESPONSABLE

· A pesar de no llevar las tareas un día a clase, sigo siendo responsable.

Para leer más sobre las creencias limitas podéis consultar el libro de Rosette Poletti Cuaderno de ejercicio para vivir relajado.

 Además en el siguiente enlace encontramos otros libros o recursos:  http://www.canalbienestar.com/2-libros-y-dvd Rafael Bisquerra nos habla sobre las emociones, la inteligencia emocional y su educación:

________________________________

EL TRABAJO

Otro recurso que yo he empleado y me está siendo de gran utilidad es El Trabajo (The Work) de Byron Katie. Se trata de un sencillo y, a la vez, poderoso proceso de indagación que enseña a identificar y cuestionar los pensamientos causantes de todo el sufrimiento en el mundo. Es una manera de entender qué te está doliendo, y de enfrentar la causa de tus problemas con claridad. Todo ello a través de la reflexión y con únicos materiales que nosotros mismos, lápiz y papel. Se trata de aceptar las cosas tal como ocurren y de plantearse que lo que uno considera que no debería haber sucedido, sí debería haber sucedido; por el simple hecho de que ya ha pasado y pensar en que no nos gusta solo nos causará sufrimiento.

En el siguiente enlace podéis encontrar toda la información disponible sobre cómo se lleva a cabo: http://thework.com/espanol/eltrabajo.asp

______________________________________

VENTANA DE JOHARI

Otro recurso que os puedo ofrece es la famosa Ventana de Johari. Se trata de una dinámica de autonococimiento a través de la cual podemos adentrarnos en nosotros mismos para observar y analizar las relaciones interpersonales. En este enlace aparece más información: Ventana de Johari.

Se distribuye en cuatro áreas a través del siguiente cuadro se puede ver qué representa cada una de ellas:

Esta actividad nos permite en primer lugar mirar a través de nosotros y en relación a los demás. En un primer momento nos puede parecer que la ventana está cerrada….

  

Pero si observamos con atención, identificamos porqué nos cuesta abrirla podremos descubrir qué mecanismos emplear para poco a poco mostrarnos libres si miedo ser como somos a los ojos de otras personas, sin miedo a abrir la ventana y mirar…

______________________________

EL ENEAGRAMA

El Eneagrama de la sociedad de Claudio Naranajo y El Eneagrama de Carmen Durán y Antonio Catalán nos ofrece un excelente recurso de autoconocimiento, en primer de nuestros puntos débiles y también de nuestro puntos fuertes referentes a nuestra personalidad. El Eneagrama muestra nueve tipos de personalidad describiendo las características de cada uno de ellos, haciendo referencia a los patrones de pensamiento, sentimiento y comportamiento de las personas.

 

Si deseas realizar un primer acercamiento a tu eneatipo puedes por un lado subrayar las frases con las que te sientas más identificado en el libro de Claudio Naranjo: El Eneagrama De La Sociedad.

Así como visitar la siguiente página web, que nos ofrece de forma resumida las características de cada eneatipo e incluye un test (de ninguna forma como elemento diagnóstico) a través del cual puedes ver que características hay presentes en ti sobre cada eneatipo: http://www.personarte.com/test.htm

Este otro enlace también ofrece información interesante respecto al tema: http://www.eneagrama.com/

Por otro lado, si estás interesado en leer más sobre la obra de Claudio Naranjo puedes visitar su página web, en la que ofrece información sobre sus diversas publicaciones: http://www.claudionaranjo.net/index_spanish.html

_______________________________

 ¿QUIÉN SOY YO?

En el día a día nos puede resultar muy sencillo contestar a esta pregunta, ¿Quién soy yo? Probablemente cada uno responda con su nombre: “Soy Yasmina”, pero quizá podamos desear adentrarnos en ese yo. Una actividad sencilla y que nos puede resultar gratificante si queremos encontrar o recordarnos el sentido de nuestra vida es responder a las siguientes preguntas:

  • ¿Quién soy?
  • ¿De dónde vengo?
  • ¿A dónde voy?
  • ¿Qué obstáculos tengo para llegar?
Para responder a la primera pregunta podemos ayudarnos de las técnicas citadas más arriba de la Ventana de Johari  y/o El Eneagrama.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: